Ferro silicio

Las ferroaleaciones son conocidas como aquellas aleaciones de hierro que poseen un elemento constitutivo además del carbón. Por lo general, estas son de suma utilidad para mejorar las propiedades de algunos metales como el acero.

 

Las ferroaleaciones más conocidas son las de silicio, magnesio y cromo, se caracterizan por sus propiedades, entre las cuales destacan:

Resistencia a la corrosión

Contrarrestar los efectos del azufre

Cuando se realiza desoxidación de la fundición estas se mezclan con: magnesio, calcio, vanadio, boro. Cobalto, fósforo, níquel, titanio, entre otros.

 

 

¿Qué es el ferro silicio?

El ferro silicio es conocido por ser una aleación formada del 73% de silicio y 24% de hierro. Su principal aplicación es en el tratamiento base del hierro.

 

Para la fabricación de esta aleación se emplea como aleante el mineral de cuarzo, esto gracias a su alto contenido de aluminio. Su formación empieza por medio del proceso de tamizado, el cual implica la limpieza de polvos. Posteriormente se clasifican de acuerdo a su granulometría, que determina el grosor del grano y la finura del mismo. Después estos son colocados en un horno donde el carbón reacciona con los óxidos metálicos formando monóxido de carbono y silicato de hierro; de esta forma se reducen los metales básicos.

 

Finalmente el ferro silicio es retirado, para agregarle magnesio y otros aditivos. Se repite el paso de fundición para obtener un lingote, el cual será triturado.

 

El ferro silicio se puede obtener de diferentes tamaños que van de entre 0 a 100 ml para su comercialización en sacos de 1200 kilogramos.